Especiales Loe

Arte a través de los dispositivos electrónicos

Cada día, la tecnología hace parte sustancial de la vida humana, hasta en los detalles más pequeños.

06 de Mayo de 2016

Cada día, la tecnología hace parte sustancial de la vida humana, hasta en los detalles más pequeños, en ámbitos en los que no se pensaba que tuviera lugar, como las relaciones humanas (Facebook, Twitter, Tinder, etc.) o los sentidos (gafas Google, el despertador con olores, entre tantas invenciones). El arte es otro contexto humano en el que la tecnología ha permeado, desde las primeras fotografías, que involucraban habilidades y conocimientos en física, química y composición, hasta los cyberformances, que son interacciones teatrales de personas en locaciones distintas a partir de computadores, pantallas, internet, chat, entre otras aplicaciones tecnológicas.

Presentamos cinco nuevas tendencias artísticas que están colmando los escenarios del arte mundial, que demuestran que las manifestaciones artísticas dependen del ingenio y la creatividad, y necesitan nada más de un lápiz o un teléfono.

Del teléfono a la gran pantalla

Las innovaciones tecnológicas en las cámaras de los teléfonos celulares han ido tan lejos, que la diferencia entre películas hechas con cámaras profesionales y las filmadas con móviles se acorta año tras año. De por sí, algunos cineastas están optando por emplear celulares para filmar. Uno de ellos es el laureado director surcoreano Chan-wook Park, que empleó un iPhone 4 para rodar el mediometraje Night Fishing, de 2011, que se alzó con el premio al mejor cortometraje en el Festival de Berlín. A su vez, en 2015, Sean Baker, director estadounidense, filmó el largometraje Tangerine con un iPhone 5S. Tráiler de Night Fishing:

De Beethoven a Kakophone

Como señalamos unas líneas arriba, el arte depende del ingenio. No obstante, el artista necesita de recursos, y en nuestra era, muchos de ellos son tecnológicos. En el universo musical, existen numerosas aplicaciones, básicas y complejas, para componer canciones, que podemos encontrar hasta en el más pequeño de los teléfonos celulares. Esto facilita la tarea de la interpretación, que incluso en los lugares más alejados de la civilización, las apps musicales pueden emular el instrumento en el que podría sonar la composición. De modo que es posible interpretar en el transmilenio, en hora pico, una composición en un piano de cola o en un xilófono. Estas son las mejores apps para compositores: Kakophone, Music Composition, Music Composer y Ensemble Composer, Maestro. Las mejores apps:

Pinceladas por pixeles

Artistas contemporáneos están explorando, a través de softwares y otras aplicaciones digitales, cómo acercarse a la creación de obras maestras que inmortalizaron a Kandinsky, a Pollock, a Matisse, entre otros, al reemplazar los lienzos y los pinceles por laptops y colores digitales. Unos de los artistas que despiertan mayor interés por su trabajo son Petra Cortight, Israel Lund, Michael Manning, Cai Guo-Qiang, Robert Heinecken. Video sobre el trabajo de Petra Cortright:

Algoritmos artísticos

La ingeniería y la matemática, esenciales tanto para Einstein como para Da Vinci, son áreas que el arte está explorando a través de tecnologías digitales y biológicas, como realizan algunos artistas contemporáneos, los cuales despliegan en instalaciones o impresos la lógica de los computadores y los algoritmos para crear obras. Uno de aquellos artistas que aborda este acercamiento digital es Benjamin Forster, quien deconstruye pantallas de televisores y dispositivos USB para enlazar en objetos nuevos con un carácter poético.

Entrevista al artista Benjamin Forster:

De la caneca a las galerías

El qué hacer con las tecnologías que se desechan es un tema que involucra a individuos y gobiernos, y que preocupa por la enorme cantidad de artefactos que se apilan como basura en todo el mundo y a los que les tomará cientos de años, o más, para desintegrarse. Ante esta preocupación, numerosos artistas han tomado la tecnología arrojada a la caneca para crear obras artísticas que, por un lado, son estéticamente bellas y, por otro, envían un mensaje sobre el uso que le damos a la tecnología cuando ha acabado su vida útil. Se destacan en esta tendencia contemporánea los artistas Jean Shin, Ralf Schmerberg, Mr. Brainwash, Graham Schodda, entre otros.
Muestra del trabajo de Mr. Brainwash:

06 de Mayo de 2016