Especiales Loe
-

Cinco consejos para sacarle provecho a la prima sin gastársela toda

Lo mejor de junio, además de los festivos, es la llegada de La Prima.

10 de Junio de 2016

Junio parece ser un mes perfecto: días festivos, vacaciones, fútbol, mes del padre y prima (suenan coros de ángeles en el cielo) y para muchos colombianos económicamente activos y cobijados bajo esta prestación especial, es un momento de bonanza que se anticipa y se espera con ansiedad.

Algunos, poco cautos, la han comprometido incluso antes de recibirla, lo que para los expertos financieros es la crónica de un error anunciado.

Son cerca de 10 millones de colombianos de los 22 millones de personas laboralmente activas, quienes gozarán del beneficio de la prima de servicios, si se resta el 47,3% que corresponde a trabajadores informales que no la reciben, según el más reciente reporte del DANE.

Use su prima sabiamente

Algunos expertos en finanzas consideran que es equivocado pensar que la prima es un ingreso “extra”: una especie de premio o algo inesperado.

En su lugar, recomiendan ingresarla de manera meticulosa a una lista de prioridades de gasto y distribuirla equilibradamente, lo que le permite decidir qué montos destinar a qué ítems de la lista.

También recomiendan evitar que se gaste o malgaste en el antojo del mes en que le llegó.

Si desea crear su lista de inversión balanceada, los siguientes consejos pueden ayudarlo a sacar el máximo provecho de su prima, dejándole una sensación de satisfacción por las buenas decisiones que ha tomado:

1. Desahogue un poco sus deudas

Los colombianos destinan en promedio $22 pesos de cada $100 al pago de sus deudas, según el Banco de la República (2015), que en mayor porcentaje corresponden a consumo.

Si usted es de los que tiene sus finanzas comprometidas en créditos y deudas, definitivamente necesita alivianar esta carga y destinar un porcentaje de la prima a cuotas extraordinarias. Esto le permite disminuir intereses y bajar la deuda.

Revise bien sus cuentas y determine cuáles pueden ser significativas.

2. Busque ofertas y promociones afines a su lista de prioridades

Desempolve cupones, promos, tarjetas de beneficios de cada club al que pertenece, recortes de periódico y hasta muestras gratis en revistas.

Tome su lista de artículos más necesitados y deseados, y reserve algunos días de su calendario para hacer búsquedas exhaustivas online, ya que tiene un aliado a su favor que es el comercio electrónico.

Comprar por internet es cada vez más frecuente en Colombia. Si bien al cierre de 2014 se hablaba de un promedio de 4 millones de compradores virtuales, las ventas electrónicas han venido aumentando firmemente un 18% anual según un estudio de Visa y Euromonitor a 2015.

Los colombianos confiamos cada día más en las compras por internet y apreciamos sus ventajas: ofertas exclusivas, entrega a domicilio (muchas sin costo), seguridad, precios competitivos, soporte técnico y atención personalizada, amplios portafolios, entre muchas más.

Aunque las compras más habituales por este medio son tiquetes, ropa, calzado, accesorios y artículos electrónicos, en este momento casi cualquier artículo se puede conseguir online.

3. Realice compras anticipadas

Aunque junio puede ser un mes de muchas emociones que parecen seducir hasta al más recatado, también puede ser un mes para la previsión. Así las cosas, puede ser útil para planificar compras de fin de año a precios que no se dan en los meses previos a esta temporada.

Planee sus vacaciones con presupuestos precavidos: separe o abone para tiquetes y planes en temporadas bajas. Anticipe las compras escolares.

4. Regálese un sueño

Ese gustito que ha querido darse pero que nunca ha hecho realidad. Sí, ese que se está empolvando en el libro de deseos desde su adolescencia.

Este puede ser el momento para cumplirlo. Sin importar de qué se trate: comer una comida exótica, empezar un plan de crossfit, una tarde de parapente, viajar a un destino desconocido, hacerse un retoque estético.

Ser felices parece una cualidad propia de los colombianos y en los últimos años hemos sido el país con mayor registro de felicidad en el mundo. Así que se debe a usted mismo, un pedacito de cielo.

5. El conocimiento siempre es una buena inversión

Si le complace aprender, mejorar su conocimiento y por qué no, su perfil laboral, agregue la educación a su lista.

El colombiano promedio prefiere destinar los montos más altos de sus ingresos a la educación por encima de otros bienes y servicios, según una encuesta del Euromonitor Internacional en 2013.

Esto mejora ante la revolución de la educación de las últimas décadas que ha encontrado en internet su aliado en expansión. Así que, usted (literalmente) puede tomar cursos libres online del MIT, de la Universidad de Stanford y de otras grandes instituciones educativas.

Aproveche para invertir en una carrera técnica o profesional, una maestría y hasta un doctorado virtual con títulos que rompen fronteras, o en otros casos, hasta el “cursito de inglés online” que tanto le ha llamado la atención.

 

10 de Junio de 2016