Especiales Loe
-

Claves para decorar un apartamento pequeño

Las construcciones urbanas de las últimas décadas, por lo menos las más populares, se han ajustado a las necesidades de grandes poblaciones.

04 de Mayo de 2017

Las construcciones urbanas de las últimas décadas, por lo menos las más populares, se han ajustado a las necesidades de grandes poblaciones en pequeñas porciones de tierra. Aunque algunos ecologistas aseguran que la tierra podría dividirse de manera equitativa, para brindar a cada habitante y su familia espacio suficiente para vivir y autoabastecerse de lo esencial, la economía nos ha llevado por dinámicas totalmente distintas.

No obstante, contar con un pequeño espacio para vivir no significa que sacrifiquemos la identidad, el confort o nuestro propio estilo. Por el contrario, en pocos metros cuadrados se puede construir un palacio personal que nos ofrezca satisfacción y buena calidad de vida.

Estas son algunas claves que ayudan a decorar un apartamento de manera favorable:

 

Iluminación y colores

Los colores en la pintura son lo primero y esencial para hacer que un espacio luzca pequeño o grande. Este aspecto trata sobre la percepción visual y lograr el efecto adecuado. Los tonos claros son ideales para dar la sensación de espacio amplio. No se trata de aplicar un solo tono a todas las paredes. Por el contrario, puede combinar una tonalidad más clara junto a una ligeramente más oscura y sumarle una pared con la tonalidad totalmente oscura: estos efectos le dan marco, profundidad y forma a la habitación.

Los colores fríos se recomiendan para conseguir la sensación de alejamiento visual: lila claro, verde o azul y también tonos naturales como gris, crema o beige.

Los colores de las paredes son el complemento ideal para el mobiliario, tapicería y cortinas, lo que otorga una total armonía. Si se acompañan con elementos de contraste de colores oscuros como en lámparas, cojines, pufs, repisas, marcos de cuadros, mesas auxiliares, etc., no solo lucirá espacioso sino con buen gusto.

Para las cortinas se recomiendan las telas livianas, los tonos claros y que permitan el paso de la luz. Las persianas verticales, por ejemplo, son decorativas y aparentan una continuación del espacio cuando van de techo a piso. Los espejos frente a ventanas y entradas de luz reflejan amplitud y espacio, y se recomienda usarlos de buen tamaño.

 

Organizadores y muebles

En pequeñas habitaciones, baños, cocinas y demás, los mejores aliados son los organizadores. Hablamos de clósets, puertas, gavetas, divisiones, tubos, esquinas. Virtualmente, cualquier centímetro cuadrado tiene el potencial de convertirse en un espacio de gran utilidad.

En la actualidad y de manera muy creativa, existen repisas, armarios portátiles, organizadores para las puertas, ganchos, armarios auxiliares, puertas corredizas o pequeñas piezas colgantes que no solo agregan opciones de almacenamiento sino que decoran con simplicidad.

Igualmente para decorar un pequeño apartamento resulta un éxito si a los muebles principales se les da una segunda función. Un baúl como mesa de centro en la sala, un sofá con cajón para almacenamiento oculto, una silla escalera, una escalera-gavetero, un platero-escurridor, una cama con base de gaveteros, una biblioteca y mueble de entretenimiento, cuadros con repisas o para decoraciones ornamentales y, para la alcoba, repisas que sirvan como mesa de noche. Estos elementos hacen la diferencia en espacio.

 

El estilo adecuado y un toque personal

En pequeños espacios, el reto de decoración es aún mayor. Aunque surjan dudas es posible mostrar nuestro estilo eligiendo los elementos adecuados. Las paredes son ideales para darle ese toque único que queremos ver: vinilos decorativos, fotografías, piezas de arte como cuadros o esculturas en repisas, lámparas poco convencionales, relojes, plantas y flores, telas decorativas o piezas de colección entran dentro de las posibilidades.

La distribución es esencial. Si no se elige de manera planeada el lugar de cada cosa, se pueden bloquear entradas y zonas importantes. Los muebles y plantas pueden ser útiles para dividir zonas del apartamento sin tapar entradas de luz y dar fluidez a la percepción general del lugar.

Algunos recomiendan usar pocos muebles que, elegidos con muy buen criterio de dimensión (livianos, delgados, alargados) y multifuncionales, resulten muy precisos. Esto favorece un estilo minimalista con pocos accesorios y muchos organizadores ocultos tras las puertas y muebles.

Si la idea es buscar un estilo de diseño interior representativo y que sea apropiado para un apartamento pequeño, las siguientes tendencias pueden ser de utilidad:

  • Nórdico: se destaca por materiales naturales como la madera y tonos claros, además de un increíble sentido de la organización propia de la región escandinava.

  • Oriental: reconocido por sus elementos característicos de la China y Japón, buscan el orden, el equilibrio y la simplicidad. Emplean colores blancos, negros, madera, lavanda, púrpura suave y muebles de poca altitud.

  • Vintage o retro: lleva colores muy naturales que se contrastan con flores, fotografías y elementos de otras épocas, tableros de tiza, radiolas, vinilos y uno que otro detalle rústico o clásico.

  • Minimalista: pocos muebles y el blanco acompañado de un segundo color son las características de este estilo de decoración: “menos es más”, geométrico y esquivo a los objetos decorativos.

Dígale no a los estilos rústico, clásico y romántico. Su efecto para pequeñas áreas es totalmente contraproducente.

04 de Mayo de 2017