Especiales Loe
-
E-Commerce en Colombia: una realidad que aumenta

E-Commerce en Colombia: una realidad que aumenta

Los comercios colombianos en internet facturaron un 95% más en 2016 con respecto a 2015, lo que demuestra el marcado crecimiento del sector.

25 de Mayo de 2017

El marcado crecimiento en el sector está generando un impacto positivo entre consumidores y vendedores. La analista de marketing de PayU para Latinoamérica, Diana Calderón, conversó con Loencontraste.com sobre las oportunidades de crecimiento del comercio electrónico, a propósito del Black Friday de mitad de año. 


Loencontraste.com: ¿Por qué es importante implementar una plataforma de comercio electrónico en estos momentos de desaceleración económica?

Diana Calderón: El comercio electrónico trae a los empresarios grandes oportunidades en tiempos de crisis. Por ejemplo, les da la oportunidad de poder vender en todo el país con una operación centralizada, ofrecer sus servicios fuera del país, con pagos a través de tarjetas de crédito internacionales, y ampliar sus canales de venta a otros espacios como redes sociales, chats de mensajería, entre otros.

A su vez, la coyuntura actual acentúa un comportamiento del consumidor que solo se puede capitalizar teniendo presencia en los canales digitales. Ante la incertidumbre económica los consumidores piensan dos veces antes de adquirir un producto y validan de dos formas: comparando precios y viendo opiniones de otros usuarios. Estas dos acciones son más eficientes por internet.

En estas circunstancias, las relaciones entre clientes potenciales se pueden consolidar de manera más sencilla. Si una marca quiere activar a sus clientes vía promociones y descuentos, en internet el tiempo entre el estímulo (publicidad) y el momento de compra se reduce a clics, mientras en el mundo físico (offline) puede tomar kilómetros y minutos.

L.E: ¿Podríamos entonces decir que esta superficie puede ser sustancial para las pymes?

D.C: Las pymes pueden y deben hacerlo por una razón sencilla. En internet hay mercado para cada producto, y los ganadores no son solo las grandes empresas con capital para asegurar espacio en centros comerciales. Una pyme puede encontrar un nicho en internet, crecer y aprender con él y tener una operación rentable.

A nivel tecnológico las barreras también son mucho más bajas en eCommerce. Si bien existen plataformas de carrito de compra a muy bajo costo, hoy en día es posible hacer comercio desde redes sociales y WhatsApp (con cero inversión de capital), sin necesidad de llevar a los usuarios fuera de los espacios donde ya interactúan.

Además, el precio de procesamiento de transacciones digitales no difiere mucho del costo en el mundo físico, y es más asequible y sencillo de administrar con plataformas como PayU.

L.E: ¿Cómo es el proceso para adquirir una plataforma de pagos?

En Colombia es muy sencillo. Una persona natural o jurídica entra a www.payu.com.co, ingresa sus datos para crear un cuenta y ya está. En minutos ya tiene lista una cuenta de procesamiento de pagos por internet.

Lo que sigue es crear links de cobro para vender desde chats y redes sociales o enlazar la cuenta con plataformas de carritos de compra. Eso ya depende de la capacidad técnica del empresario.

El proceso es tan sencillo que en PayU hemos visto cuentas que el mismo día de creadas han generado ventas por más de cinco millones de pesos. Es decir, el mercado ya está listo para pagar por sus productos y servicios en internet, lo que falta es que las empresas ofrezcan esta posibilidad.

L.E: ¿Cuál es el panorama del comercio en línea en Colombia?

D.C: El comercio electrónico en Colombia dentro de Latinoamérica se encuentra en un tercer nivel de sofisticación (después de Brasil y Argentina) y un cuarto lugar en volumen (después de Brasil, México y Argentina). Lo que vemos es un sector del comercio que cada día apuesta más fuerte por estos canales. Varios de nuestros clientes más grandes de comercio al por menor reportan que su operación en internet es su sucursal principal en el país, con volúmenes superiores a los de locales físicos en centros comerciales consolidados.

Las industrias más fuertes son turismo (aerolíneas y hoteles), moda (ropa y calzado) y tecnología. Pero donde vemos grandes crecimientos es en la de alimentos (mercado y domicilios) y venta B2B (productos industriales y agrícolas). Hasta hace poco se creía que la dificultad más grande en Colombia era la baja penetración de la tarjeta de crédito, pero ya se observa que en algunas categorías el pago en efectivo supera al 40 % del total. Luego se creyó que era desconfianza e inseguridad en las transacciones pero hoy con niveles de fraude inferiores al 1% (más bajo que la provisión que hace un comerciante en venta física) y con medios de pago como “pago contra entrega” estamos cerca de derribar estas dos barreras.

L.E: ¿Qué le falta al país para consolidar su crecimiento comercial en línea?

D.C: Creemos que lo que le hace falta al país es que más actores del mundo del comercio produzcan e inviertan en el canal. Nosotros hemos visto cómo empresas con pocos años de creadas ahora compiten en el universo eCommerce hombro a hombro con grandes empresas de tradición. Al ver la penetración de los pagos digitales en Colombia (ya se han registrado transacciones exitosas en más de 900 municipios) no dudamos que el cambio en la forma de consumir del colombiano está cambiando y no hay marcha atrás.

25 de Mayo de 2017