Especiales Loe

Los mejores comerciales que nos hacen llorar

Las campañas publicitarias exitosas tienen un denominador común: las emociones humanas

28 de Octubre de 2016

 A través de la exploración de lo que sentimos y de historias que reflejan nuestra naturaleza, los directores de comerciales saben llegar al público y dejar un mensaje. Puede ser el humor, la tragedia, el terror o la acción el medio por el cual nos identificamos y logramos entender una idea. En esta selección, encontrará comerciales debidamente escritos, actuados y ejecutados, con una historia profunda que los hará llorar de forma inevitable.  

Las recompensas de la vida

Perdonar las acciones menos afortunadas de un niño, siempre será la mejor alternativa. La compañía tailandesa de telecomunicaciones TrueMove H expone en este comercial las gratas recompensas que las buenas acciones generan. 

 

Un mensaje de esperanza

La multinacional farmacéutica Pfizer fortaleció su campaña “Más que medicación” con este estremecedor comercial en el que el apoyo familiar en la adversidad es fundamental.

 

La duración de los recuerdos

Los estrategas de este comercial asociaron la extensa duración del sabor de su producto (goma de mascar Extra) con lo que perduran los recuerdos familiares. Una historia corta de un minuto, pero que perdura.   

 

El abrazo del oso

La organización suiza Pro Infirmis, que desarrolla estrategias y productos para personas con discapacidades físicas, se pregunta en este comercial: “¿Debemos disfrazarnos para acercarnos a otros?”

 

Compañeros hasta el final

Esta tierna historia, producida para la empresa de alimento para perros Cesar, presenta en pocos segundos los lazos imperecederos de la amistad. 

 

 

¿Navidad en soledad?

La cadena alemana de supermercados Edeka dio un saludo navideño bastante emocional para sus clientes. Para ellos está claro que la Navidad se pasa en familia.

 

El mentiroso

La multinacional de seguros MetLife le apuesta al sacrificio, como mensaje insignia para lograr la unión y el éxito de la familia.

 

 

Nieve en primavera

Cuando se trata de pasión por el fútbol, los argentinos no tienen rivales. La Selección albiceleste es uno de los activos que mueve a la nación al son de las emociones más profundas. Un buen ejemplo es este comercial de la empresa telefónica Personal. 

 

Perseverancia es su nombre

Pantene dejó a un lado en esta ocasión el clásico formato del comercial sobre una cabellera espectacular y produjo esta historia sobre el poder de la constancia y el talento.  

 

 

 

28 de Octubre de 2016