Especiales Loe
15 cosas extrañas vendidas en subastas

Top 15 de cosas extrañas vendidas en subastas

En Black Friday te contamos cuáles son las compras más curiosas. ¡Entérate!

31 de Octubre de 2017

La proliferación de la sociedad del consmumo ha sido escenario de debate entre lo que es considerado necesario o innecesario. Pero, en ocasiones, resulta difícil entender cómo alguien podría necesitar cosas tan extrañas como un pañuelo de papel usado o un sándwich mordido. Y aún más, cuánto están dispuestos a pagar por ello, solo por haber pertenecido a algún personaje de la cultura pop o haber formado parte de la historia.

Pero todo tiene un precio, por eso en Black Friday te contamos cuáles son las 15 cosas más curiosas que han sido vendidas en subastas:

15. El chicle de Britney Spears (261 USD)

El chicle de Britney Spears acabó en una subasta gracias a un camarero que atendió a la 'Princesa del Pop' en un hotel en Londres.

Subastaspro.com

14. Aliento en un envase de vidrio (530 USD)

El envase de vidrio con un soplo de Angelina Jolie y Brad Pitt fue comprado por un fan de ambos actores en una subasta en Internet de eBay.

Pinterest.com

13. Un trozo de pastel de matrimonio (925 USD)

El pastel de la boda de la Reina Isabel II y el Príncipe Felipe de Edimburgo fue elaborado en 1947 y se subastó pese a que tenía 65 años de antiguedad. ¿Será que lo congelaron?

Pinterest.com

12. Un sándwich mordido (3.154 USD)

Medio sándwich francés mordido por Justin Timberlake fue vendido a una aficionada del artista a través de eBay. La fan aseguró que luego de comprarlo, lo desecaría para usarlo como artículo decorativo en un habitación.

nydailynews.com

11. Un pañuelo usado (5.300 USD)

El pañuelo de papel con el que la actriz Scarlett Johansson se limpió la nariz, dejando un rastro de lápiz labial, fue vendido en una subasta benéfica. El pañuelo fue autografiado por ella antes de la venta.

Trend Chaser

10. Una prótesis dental (24.000 USD)

La prótesis dental con trozos de oro de Winston Churchill, fue creada especialmente para mejorar la pronunciación del Primer Ministro británico. Un coleccionista privado la compró.

Pinterest.com

9. Un cálculo renal (25.000 USD)

El cálculo renal del actor de "Star Treck", William Shatner, fue vendido en una subasta benéfica. El dinero recaudado se destinó para construir casas para los más desfavorecidos.

Time Magazine

8. Un dibujo de Donald Trump (29.000 USD)

En dibujo de Manhattan, realizado por el actual presidente de Estados Unidos, fue subastado en un evento de caridad en el año 2005. La obra de Trump superó hasta tres veces su costo inicial.

Curbed NY

7. Agenda telefónica de Hitler (45.000 USD)

Con más de 200 números de teléfono, la agenda de Hilter se vendió en una subasta por el doble del precio esperado. El comprador quiso mantener su anonimato, al igual que sus planes con los datos de contacto.

Genial.guru.com

6. Vestido de baño de la Princesa Leia (96.000 USD)

El legendario bikini de "Star Wars" entró a ser parte de la lista de cosas más caras que ha vendido la saga en una subasta. Carrie Fisher, actriz que interpretó a la princesa, se negó a quedarse con la memorable prenda.

EFE

5. Un huevo de ave elefante (100.000 USD)

El huevo de un aepyornis, también conocido como ave elefante, alcanzó un precio tan alto porque data de los siglos XVI - XVII. Esta especie se extinguió por el hombre.

Genial.guru.com

4. Un puñado de pelo (115.000 USD)

El cabello de Elvis Presley fue recogido por su peluquero después de un corte en 1958. Gracias a él, el puñado de pelo del Rey del Rock n' Roll se subastó y fue vendido en esa cifra.

Pinterest.com

3. Anillo de boda (118.000 USD)

El anillo de matrimonio que fue vendido perteneció a Lee Harvey Oswald, el famoso asesino de John Fitzgerald Kennedy.

Today.com

2. Un trozo de la Torre Eiffel (220.000 USD)

Eso pagaron por una parte de la escalera de hierro por la que Alexandre Gustave Eiffel, fundador de la emblemática torre, subió para abrir su legendario monumento en 1889.

Genial.guru.com

1.  Un violín del Titanic (1,7 millones USD)

Para vender uno de los instrumentos con los que tocaron los musicos en la cubierta del barco mientras se hundía, fue necesario realizar una prueba de autenticidad que duró siete años. El debate sobre su veracidad sigue abierto.

31 de Octubre de 2017